¿QUÉ?


Ha llegado el momento de aprovechar nuestra riqueza natural y convertirla en riqueza social. Con esa filosofía nace Recursos de Galicia (RDG).

Se trata de una sociedad mixta pionera en España que, sin perder la referencia del horizonte de la viabilidad, ha sido creada para garantizar la repercusión en el territorio del valor generado por los recursos naturales, la competitividad de los precios energéticos y la descarbonización de la economía. En definitiva, persigue que el desarrollo energético sea equitativo y redunde en el progreso de Galicia y de su tejido económico o, dicho de otro modo, que los beneficios del aprovechamiento de nuestros recursos naturales se queden en el territorio. De ahí su lema: “Os nosos recursos, ao noso servizo”.

La compañía se centra fundamentalmente en tres tipos de proyectos:

Proyectos de producción de energía a partir de fuentes renovables.

Derechos, concesiones y proyectos de explotación mineros.

Proyectos que requieren de la utilización de agua y otros recursos naturales de Galicia.

La sociedad cumplirá su función adoptando una serie de medidas, como:

Apoyo comunitario

Procurar el apoyo a los proyectos entre los distintos agentes sociales, especialmente, entre las comunidades locales donde se van a asentar.

Oportunidades locales

Facilitar la participación de las pymes locales en los proyectos, de manera que puedan aprovechar las oportunidades de negocio que surjan en el desarrollo de los mismos.

Catalizador de la ley de recursos

Actuar como un catalizador de la aplicación de la futura nueva ley de recursos naturales, fomentando el desarrollo de los proyectos a los cuales les es de aplicación y el desarrollo de instrumentos y actuaciones que sirvan de referencia al resto de agentes.

Energía sostenible

Fomentar el autoconsumo con fuentes renovables y la eficiencia energética en el sector productivo de Galicia.

Involucramiento local

Promover la participación de operadores locales en las diferentes fases de desarrollo de los proyectos, ya sea como promotores, como clientes y/o usuarios, como proveedores o como inversores.